Review - Witbox, impresora 3D (Parte 1 - Unboxing y puesta en marcha)

Sección: Impresoras 3D

En esta ocasión hemos tenido la oportunidad de disfrutar de una impresora 3D Witbox, fabricada en Esapaña por bq, empresa que apostó por la impresión 3D hace ya algunos años.

La Witbox actual ha sufrido muchas mejoras desde el primer modelo que desarrollaran Lorenzo Chavalet y Óscar Martin allá por el 2013 desde su empresa Marcha Technology que posteriormente fue adquirida por bq.

El modelo que hemos tenido en nuestro banco de ensayos es el de un solo extrusor, aunque esperamos 'echarle el guante' a una doble extrusor próximamente.

Hay que decir que al ser un modelo bastante conocido y con más de dos años en el mercado, estábamos un poco 'intoxicados' de cierto criticismo que ya habíamos leido por otros lares, aunque siempre mantenemos el máximo nivel de objetividad en nuestras reviews.

Para los más ansiosos, decirles que el resultado general ha sido muy positivo y que nos ha llenado de 'orgullo y satisfacción' el hacer esta review.

Ahora vayamos por partes y os contamos en detalle la analítica de esta impresora 3D.

 

UNBOXING

Lo primero que llama la atención es el tamaño del paquete, no esperéis a un mensajero con una caja de tamaño medio en las manos diciendo "buenos días, tengo un paquete para usted". Más bien esperad a que alguien escondido tras una caja de cartón os hable desde la distancia preguntando si este paquete es para vosotros a la vez que piensa "por favor que sea aquí y no me haya equivocado". Bromas aparte, la caja es bastante voluminosa y con un peso considerable, así que echad una mano al repartidor.

Una vez quitamos la primera caja de cartón marrón, aparece otra blanca donde ya vemos que sí es una Witbox lo que nos han traido y no una lavadora (por un momento nos pusimos nerviosos). Si ya estáis con el cutter cortando el precinto, mal hecho, hay unas indicaciones en la parte superior que nos advierten que no es necesario y que el sistema es más sencillo y efectivo, hay unos elementos de plástico a los lados que hacen las veces de cerradura y que una vez retirados, podemos abrir la caja blanca.

Caja impresora 3D Witbox

Ahora sí, tenemos la impresora 3D y todos sus accesorios listos para ir desgranándolos.

En primera lugar tenemos, como no, la propia impresora 3D, y en una caja aparte, encontraremos todos los accesorios, como son las paredes laterales y panel superior en plástico transparente, la base de fabricación de vidrio, tornillos, bridas, llaves allen, agujas de acupuntura (sí, de acupuntura) para limpiar la boquilla, un hotend de repuesto (muy buena idea), un cepillo metálico, una espátula (ojo que puede cortar, lo digo por experiencia), documentación, cables, el soporta trasero de las bobinas de filamento y una impresión 3D de muestra. Además, incorpora un rollo de filamento para empezar a imprimir cuanto antes.

Filamento PLA de bq

Bobina de filamento PLA de bq.

 

Agujas de limpieza - Review impresora 3D Witbox

Aguja de acupuntura para limpieza de boquilla.

Hotend d recambio Review impresora 3D Witbox

Hotend de repuesto.

Aguja de acupuntura atravesando el hotend con boquilla de 0,4 mm

Aguja de acupuntura atravesando el hotend con boquilla de 0,4 mm.

El manual, en varios idiomas es breve pero completo y nos indica las webs donde encontrar la información actualizada, así como el software y firmware necesarios.

En este video podéis ver el unboxing:

 

 

 

PUESTA EN MARCHA

Aquí tenéis el vídeo de la puesta en marcha:

 

 

Antes de nada, colocamos los paneles laterales y superior, cortamos la brida que sujeta al conjunto extrusor y ya estamos listos para enchufar.

La máquina no precisa de conexión a un PC o similar para operar, dispone de un display y un encoder rotatorio que nos permite navegar por un menú (en inglés) para acceder a diversos ajustes de la máquina, hacer un nivelado de la base o cargar y descargar filamento. Además, también podemos imprimir directamente los modelos que carguemos en la tarjeta SD que encontramos en el interior.

Lo primero que más llama la atención al encender la máquina, es la estridente luz tipo ultravioleta que nos tele-transportó a la 'psicodelia' que se apoderó del Levante español en los años 90 (alguno incluso afirma haber visto a Chimo Bayo dentro de la impresora cuando se iluminó). Para nuestro gusto, hubiera sido más conveniente que fuera blanca, y de las 'warm', pues llega a cansar ese color en un uso cotidiano.

Lo segundo que más llama la atención son dos enormes ventiladores situados en la parte posterior, que se activan automáticamente y que no son precisamente silenciosos.

Ventiladores impresora 3D Witbox

Detalle del interior con los ventiladores al fondo.

Vamos a nivelar la base. Primero colocamos la base en la plataforma. Se adhiere por medio de imanes, quedando firmemente sujeta, a la vez que podemos retirarla con facilidad una vez hayamos terminado. La base encaja perfectametne con la plataforma gracias a una pieza en plástico situada bajo la base que tiene la forma del hueco de la plataforma.

La nivelación se hace asistida a través del display, seleccionando la opción adecuada, en un proceso de tres puntos. Siguiendo las instrucciones del display, hacemos la nivelación con el habitual folio A4 de 80 gramos que tiene 100 micras de espesor y que debemos conseguir que quede atrapado entre la boquilla y la base de forma que podamos moverlo con dificultad.

La altura de los tres puntos se regula con tres tornillos situados bajo la plataforma, que son muy fáciles de mover con la mano y que nos permiten un ajuste muy preciso.

Tornillos nivelacion base impresora 3D Witbox

Detalle del interior, los tres tornillos de nivelación están bajo la plataforma.

La carga de filamento es igualmente controlada a través del menú, donde hay que seguir las instrucciones adecuadas. El filamento se carga por la parte posterior a través de un tubo tipo bowden, que llega hasta el extrusor. El proceso de carga no ha sido sencillo en nuestro caso y hemos necesitado de varios intentos para poder hacer cada operación de carga, llegando a partirse el filamento en alguna ocasión.

Filamento en la Witbox

Bobina de filamento y carga a través del tubo bowden.

Tubo bowden entrando al extrusor en la impresora 3D Witbox

Detalle del tubo Bowden conectado al conjunto extrusor a través de un rácor.

Una vez está nivelada la base y tenemos el filamento cargado, hacemos una primera impresión 3D directamente desde la tarjeta SD con uno de los modelos precargados. En esta ocasión es un cubo con un cilindro que se fabrica sin el menor inconveniente. Eso sí, acordaos de echar laca o algún adhesivo específico a la base de fabricación antes de cada uso.

 

SOFTWARE

La Witbox se vende sin software propio, algo que no es extraño en el mundo de la impresión 3D, y nos sugiere que usemos Cura, un software gratuito y open source desarrollado por Ultimaker.

En la web de bq podemos descargarnos la última versión de Cura donde ya se incluyen los perfiles de impresión de la Witbox, o podemos descargar los perfiles para otro popular sofwtware de laminado llamado Slic3r.

La máquina se puede controlar directamente por USB, de forma que es el PC el que va enviando las órdenes (G-Code) a la máquina, o puede leer directamente desde la tarjeta SD, lo que se suele indicar como funcionamiento autónomo.

En la versión que hemos usado de Cura para Mac OSX, 15.04.02, no ha sido posible el transmitir el G-Code directamente a la tarjeta SD, sino que hay que guardar el archivo en la tarjeta, insertando ésta en el lector que incorpore el ordenador.

 

 

 

>> Review Witbox Parte 2

Etiquetado como:

Productos relacionados