Review - Dima LT, impresora 3D para uso personal (Parte 2)

Sección: Impresoras 3D

En esta seguna parte (accede aquí a la primera parte) de la revisión de producto de la impresora 3D Dima LT de la empresa Dima 3D, vamos a analizar los resultados de los tests de impresión.

Para las pruebas hemos seleccionado los diseños que la revista Make ha publicado con las figuras más comunes para hacer pruebas de precisión geométrica, puentes, voladizos, retracción y resonancia.

No obstante, hay que indicar que las pruebas, aun siendo las mismas figuras, no son determinantes de la impresora 3D sólamente, sino que el filamento y los ajustes también juegan un papel igual de importante.

 

Las pruebas ‘Make’

Para la prueba hemos usado PLA y ABS de tipo genérico. En el caso del PLA hemos observado como el ajuste de temperatura a 200 ºC no era correcto para esta bobina, pues los resultados en algunas piezas así lo sugerían. Sin embargo en caso del ABS, a 230 ºC sí parece que fuera una temperatura óptima de uso, por lo que tomamos como referencia las piezas en ABS, salvo en los tests de resonancia donde el resultado fue idéntico.

Para el PLA hemos rociado la base con laca -marca Nelly- y calentado la cama hasta 60 ºC, mientras que para el ABS hemos usado Dimafix con la cama a 90 ºC. En ambos casos hemos tenido una adherencia de la primera capa excelente.

La configuración es la que el fabricante recomienda para una calidad media (0,2 mm de altura de capa) con algunas modificaciones: tres capas sólidas en los perímetros exteriores, relleno del 20% de tipo rectilíneo y velocidad de perímetros de 60 mm/s.

Test de precisión dimensional

En este apartado hemos obtenido un resultado excelente tanto en PLA como en ABS, pues la media de desviación se encuentra por debajo de los 0,1 mm, lo que le otorga una calificación de 5 sobre 5 en el test Make.

 

Review - Dima LT, impresora 3D para uso personal

Test de voladizos

Los voladizos están escalonados para observar como responde a distintos ángulos de inclinación. Por lo general no se recomienda imprimir con ángulos de más de 45º, pues es muy probable que falle.

La prueba arrojó un resultado dispar, pues en ABS apenas se nota diferencia en la zona de 70º respecto a las otras, mientras que el PLA sí aparece desprendido en esta misma zona. En cualquier caso, es muy probable que un reajuste en la temperatura del PLA lo solucione.

El resultado es de 5 sobre 5.

Review - Dima LT, impresora 3D para uso personal

Review - Dima LT, impresora 3D para uso personal

Test de puentes

En este apartado, al igual que el anterior, el PLA aparece bastante más desprendido que el ABS, lo que indica una temperatura demasiado alta. En la pieza en ABS, sólo hubo perímetros que se desprendieron en los dos puentes más largos, quedando los tres primeros al completo.

Puntuación de 4 sobre 5.

Review - Dima LT, impresora 3D para uso personal

Review - Dima LT, impresora 3D para uso personal

Test de detalles

La pieza del test de detalles se realizó correctamente, con una precisión más que suficiente. Tan sólo quedaron unas finísimas hebras de filamento, más abundantes en PLA que en ABS. La puntuación que le corresponde es un 5 sobre 5.

Review - Dima LT, impresora 3D para uso personal

Test de tolerancia negativa

El resultado en PLA ha sido que en los tres primeros cilindros estaban sueltos, mientras que con ABS quedaron sueltos cuatro de ellos. Por lo tanto la puntuación lograda es un 4 sobre 5.

Review - Dima LT, impresora 3D para uso personal

Test de resonancia XY

En esta prueba el resultado fue 'pasa' -2 puntos-, al no aparecer resonancia en las esquinas ni en la hendidura del cento de una de las caras del cubo.

Review - Dima LT, impresora 3D para uso personal

Test de resonancia Z

En esta parte el resultado fue positivo -2 puntos-, al no haber pérdidas ni saltos en las capas superiores de la figura.

Review - Dima LT, impresora 3D para uso personal

 

La puntuación global es de 27 sobre 29 puntos posibles, una calificación a la altura de lo que se esperaba de esta máquina.

Hay que hacer notar que se pueden hacer ajustes para obtener la máxima calificación en cada una de las pruebas, pero que la idea es usar una configuración lo más estándar posible, que sea versátil y que sirva para la mayoría de piezas que fabriquemos.

En nuestro caso, todas las pruebas de esta y otras revisiones mantienen la configuración 'media' que incluye el fabricante con la salvedad de modificar el parámetro de velocidad de perímetro a 60 mm/s, relleno al 20% rectilíneo y tres capas sólidas en los perímetros, con la salvedad de que en el caso de los ensayos de resonancia, el test XY se realiza con una sola capa y el test Z con dos.

 

Conclusión

La Dima LT se vende a un precio de 900 euros mas IVA, bastante superior a otros kits del tipo Prusa i3 que rondan los 500 euros, pero no hay que olvidar que estamos ante una máquina pensada y diseñada para un uso casi profesional y que incorpora componentes de calidad, como los husillos trapezoidales, el fusor E3D v6 o la placa calefactora de silicona.

Review - Dima LT, impresora 3D para uso personal

En cuanto a su funcionamiento, responde de forma más que satisfactoria y permite realizar trabajos de muy buena calidad como han demostrado los tests.

En cuanto al nivel de ruido, teniendo en cuenta que es abierta, es evidente que el nivel no va a ser bajo, sobre todo por los ventiladores, de electrónica, del hotend y de la fuente de almentación, así como los ruidos propios de los motores.

Algo que echamos en falta es una pantalla LCD para controlar la impresora directamente y monitorizar los procesos de impresión. Además, se podría colocar el lectro de las tarjetas SDcard en una zona más fácilmente accesible, ya que está en la parte inferior de la cada donde se encuentra la electrónica.

De cara al usuario profesional o que haya recibido formación previa, como la que ofrece la propia empresa, no habrá ningún inconveniente para sacarle el máximo provecho, pero para los usuarios no iniciados, quizá estaría bien distribuir un software –Repetier, Slic3r, Cura, …- con multitud de ajustes preestablecidos para hacerles el inicio un poco más fácil.

En general, si rehuimos del low-cost y buscamos una impresora 3D de calidad y no queremos que se nos dispare el presupuesto, la Dima LT es una muy buena opción.

Por otra parte, el formato de la Dima LT la hace susceptible de incorporarle mejoras o añadidos que suelen diseñar los usuarios de los modelos Prusa i3. Además, al usar electrónica RAMPS y firmware Marlin, también podemos añadirle opciones extras como pantalla LCD o sistema de autonivelación por sensores -p.ej. inductvos- de forma sencilla.

El sistema de nivelación de la cama hace bastante fácil su uso, ya que una vez nivelada, prácticamente nos olvidamos de este asunto y podemos hacer impresión tras impresión con seguridad.

Review - Dima LT, impresora 3D para uso personal

Los tensores de las correas en los ejes X e Y es otro punto fuerte, que ya incorporan cada vez más modelos, pero que en este caso hace rozar la correa con la pieza de plástico que sujeta los rodamientos que hacen de polea, algo que provoca el desgaste de la pieza, como hemos podido observar.

Review - Dima LT, impresora 3D para uso personal

 

 

 

 

<–  Leer primera parte de la review

 

Etiquetado como:

Productos relacionados