El triciclo eléctrico ZUV impreso en 3D a base de residuos reciclados

Redacción
Miércoles, 25 Agosto 2021
El triciclo eléctrico ZUV impreso en 3D a base de residuos reciclados - impresoras 3D

El estudio de diseño austriaco, EOOS, ha desarrollado un triciclo eléctrico de cero emisiones (ZUV), creado con impresión 3D y materiales reciclados. El vehículo impreso en 3D se fabricó a partir de 70kg de residuos recogidos en varios supermercados de la capital austriaca. Su particularidad también radica en la ausencia de pedales y cadena: el triciclo avanza gracias a un motor en la rueda trasera. El objetivo es que cualquier persona pueda imprimir en 3D la estructura mediante un servicio de impresión 3D cerca de su casa y equipar la bicicleta en una tienda con los complementos adecuados (ruedas, frenos, manillar, motor). Este concepto de producción local se ha vuelto más popular ya que tiene como meta reducir nuestro impacto ecológico.

El estudio austriaco trabajó con la asociación The New Raw para llevar a cabo este proyecto. Si el nombre te resulta familiar, probablemente se debe al proyecto Print Your City, que comenzó con la impresión 3D de mobiliario urbano a partir de residuos reciclados en Ámsterdam. La asociación navega en esta idea de economía circular dando una segunda vida a todo lo que podemos tirar. Una idea que sería imposible sin el uso de la fabricación aditiva.

A 3D printed electric tricycle

ZUV, un triciclo local y más sostenible

El proyecto del triciclo comenzó con el deseo de diseñar un vehículo asequible que pudiera producirse localmente. La impresión 3D ofrecía esta posibilidad, por lo que el estudio EOOS desarrolló una estructura de polipropileno, imprimible en una máquina de gran formato, probablemente con un brazo robótico. El material utilizado provendría de los desechos de los supermercados de Viena. Harald Gründl del estudio EOOS explica: “Cuando el plástico de un supermercado se recicla, simplemente lo queman. Y esto genera otras tres toneladas de emisiones de CO2, que podríamos evitar. La reutilización de plásticos postconsumo es un gran paso para evitar emisiones netas de carbono. Cada vehículo nuevo será, en cierto modo, neutro en carbono siempre que la impresora 3D funcione con energía procedente de fuentes renovables”.

Llegado el momento, a EOOS le gustaría que cada ciudad pudiera imprimir en 3D el chasis del triciclo eléctrico. El resto de las piezas pueden ser instaladas fácilmente por un fabricante de equipos especializado. Si un componente falla, se puede reemplazar sin problema, también localmente, mientras que el chasis se puede reciclar y reutilizar para formar otro ZUV. El estudio especifica que la bicicleta es lo suficientemente resistente para llevar a dos adultos, o dos niños en el asiento trasero, así como alimentos y bienes en la caja ubicada en la parte delantera. ZUV ha sido diseñado para realizar viajes cortos que normalmente se realizan a pie o en coche.

En última instancia, el concepto de cero emisiones radica más en la producción de la bicicleta en sí que en su funcionamiento. Sin embargo, gracias a la impresión 3D, la estructura se puede fabricar in situ, lo que reduce el transporte y el impacto ecológico de su producción. Queda por ver si este concepto se implementará en otras ciudades de Europa y más ampliamente alrededor del mundo.

Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Industria, Tecnología