El nuevo coche híbrido McLaren Artura incorpora piezas impresas en 3D

Redacción
Miércoles, 24 Febrero 2021
El nuevo coche híbrido McLaren Artura incorpora piezas impresas en 3D - impresoras 3D

Hace unos días, el fabricante de automóviles de lujo McLaren presentó su último diseño. Un superdeportivo híbrido de alto rendimiento, el McLaren Artura. Diseñado para combinar tecnología 3D, diseño y un rendimiento sin igual, el automóvil híbrido es un compendio de innovación donde la fabricación aditiva juega un papel fundamenta. La compañía británica afirma haber utilizado la impresión 3D de metal para diseñar los núcleos del bloque del motor y la culata. Un método que permitiría la mejor refrigeración del motor y, por tanto, un mejor rendimiento.

El desarrollo de vehículos eléctricos es una tendencia de rápido crecimiento en todo el mundo. Según un artículo de Transition Energies, el número de nuevos coches eléctricos e híbridos vendidos se habría triplicado en 2020 en comparación con 2019. Y si miramos solo a los híbridos, estos representarían el 14,8% de las matriculaciones de coches nuevos en 2020 (comparado a solo el 5,7% en 2019). No hay duda de que los fabricantes de automóviles lo hacen cada vez más y, en algunos casos, la fabricación aditiva está ayudando en este cambio. Recordamos cuando Porsche redujo el peso total de la unidad en alrededor de un 10%, o Aptera Motors, que ideó un concepto similar parcialmente impreso en 3D. Esta vez conoceremos el caso de McLaren, que ha dado a conocer un concepto muy innovador.

McLaren Artura

El McLaren Artura debía cumplir con un requisito de reducción de peso, por tanto, los ingenieros recurrieron a la fibra de carbono para diseñar un chasis más ligero. Se dice que la estructura unibody pesa solo 82 kilogramos y protegería el paquete de baterías. De hecho, el peso total de los componentes híbridos es de solo 130 kilogramos. La fibra de carbono también ofrece más resistencia al impacto. En cuanto al motor, el McLaren Artura es más compacto, más pequeño y más denso que un motor E convencional de flujo radial. Con un peso de 15,4 kilos, podía alcanzar los 100 km/h en tan solo 3 segundos, con una velocidad máxima limitada a 330 km/h.

Lo interesante de esto es el bloque motor y las culatas de aluminio, ya que incorporan núcleos impresos en 3D. McLaren no revela mucha información sobre la tecnología utilizada, pero es muy probable que los núcleos también fueran de aluminio. Por lo tanto, consideraríamos un proceso de fusión por láser en un lecho de polvo. En cualquier caso, el fabricante de automóviles asegura que la fabricación aditiva le ha permitido diseñar una pieza más compleja, incluyendo detalles imposibles de fabricar de otra manera. De hecho, los núcleos incluyen un paso de refrigeración microcompacto de 2 mm entre los cilindros, lo que mejora significativamente la refrigeración del motor.

Geoff Grose, ingeniero de McLaren explica: “Desde el inicio del proyecto, el diseño y la ingeniería del Artura consistieron en desafiarnos a innovar y superarnos para lograr la nueva generación perfecta de superdeportivos híbridos de alto rendimiento de McLaren. Como resultado, Artura es algo nunca visto. El monocasco de fibra de carbono, la arquitectura eléctrica, la carrocería y el interior son nuevos. Lo mismo ocurre con el motor V6, la transmisión, que también incorpora un nuevo tipo de motor eléctrico para la industria, así como el concepto de suspensión trasera y nuestro primer diferencial electrónico”. Más allá de la integración de la fabricación aditiva, McLaren Artura es un proyecto de lo más innovador. Puedes encontrar más información AQUÍ.

Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Automoción, Tecnología