Noticias

Creación mediante impresión 3D de utensilios para la cata de aceite de oliva

Redacción
Sábado, 31 Diciembre 2016
Categoría: Impresoras 3D

Un equipo de investigadores de la Universidad de Jaén (España) se ha valido de la impresión 3D para diseñar utensilios de cata de aceite de oliva virgen extra con el fin de acercar este producto al gran público y a partir de la idea de la empresa Elaia Zait, que detectó que no existían en el mercado utensilios de menaje específicos para que el público no profesional pueda apreciar las propiedades sensoriales de los aceites de la mayor calidad.

Miguel Angel Rubio, jefe del Departamento de Diseño Gráfico de la Universidad jiennense, ha reconocido que el uso de la impresión trdimensional ha sido determinante en todo el proceso: "“En el momento en que lo cogíamos con las manos veíamos que parte de nuestra impresión inicial podía no ser exacta y sometimos al producto a muchas modificaciones”.

Estos objetos han sido diseñados para mostrar la excelencia de los aceites de oliva virgen extra al público no profesional. Su diseño es el resultado de una investigación multidisciplinar de la Universidad de Jaén en colaboración con una empresa orientada al I+D. Buscaban mejorar la experiencia de cata de los consumidores, con independencia de su conocimiento de los AOVE (siglas del aceite de oliva virgen extra).

Daniel Millán, consejero delegado de Elaia Zait, afirma que la mayoría de las personas no distinguimos entre aceite virgen, virgen extra y aceite de oliva. Por tanto había que hacer elementos que intuitivamente hicieran lo que el producto necesita para poder sacar todo el partido a esas cualidades.

Por su parte, José Juan Gaforio, jefe del Departamento de Inmunología de la Universidad de Jaén, expone que nuestra estructura está definida para que de cada alimento seamos capaces de ver el color, el sabor, el olor, incluso las sensaciones táctiles que tiene ese alimento en nuestra boca, y todo ello se unifica en nuestro cerebro y da como consecuencia que ese alimento sea deseable o no deseable por nosotros.

Por tanto, salud, funcionalidad y un grupo de menaje que no existía en el mercado fueron los referentes para empezar a diseñarlos.

Según Alfonso Martínez, profesor emérito de Diseño Gráfico, señaló que el reto era sacar algo nuevo, algo que no existiera, pero que fuese fundamentado en algo concreto, en algo que sirviera, que fuera real.

Un vaso y una copa de cata, un chupito para cata en frío y un plato de servicio componen esta primera tanda de menaje que ahora emprende su siguiente fase: la comercialización.

Etiquetado como:
Aplicación: