Noticias

Zaragoza albergará una demostración de las posibilidades militares de la impresión 3D

Redacción
Lunes, 09 Enero 2017
Categoría: Impresoras 3D
Zaragoza albergará una demostración de las posibilidades militares de la impresión 3D

La Agencia Europea de Defensa (European Defence Agency) abordó en su reunión del pasado 21 de diciembre de 2016 un proyecto innovador de aplicación militar de la impresión 3D o fabricación aditiva . El objetivo es evaluar todas las áreas en las que esta tecnología puede tener un impacto positivo sobre las capacidades defensivas de los países miembro.

El auge de la impresión 3D ha creado una variedad de posibilidades y de beneficios potenciales para la comunidad militar. La mejor comprensión del potencial y de la aplicación de la impresión 3D en diferentes contextos militares contribuirá a su mejor utilización en áreas específicas.

Por ello se hará una demostración de esta tecnología sobre el terreno. Con este fin, impresoras 3D serán desplegadas como parte de unas maniobras militares aéreas que se celebrarán en Zaragoza (España).

Se espera que este despliegue suponga un paso significativo en la reducción de la brecha de datos sobre el rendimiento de la impresión tridimensional en diversas circunstancias y demuestre la utilidad operativa de esta tecnología.

Al final del proyecto, los resultados serán presentados en una exhibición organizada para el alto mando militar, con el fin de aumentar la sensibilización sobre el impacto de la impresión 3D en el área de la Defensa.

Los contratistas de la Agencia Europea de Defensa, entre ellos el centro de investigación de la Fundación Prodintec (España) y la francesa MBDA, trabajarán conjuntamente para apoyar este tipo de actividades y ayudar a crear sinergias que fortalezcan los vínculos entre las actividades de investigación, desarrollo industrial y las Fuerzas Armadas.

El proyecto tiene por objetivo demostrar cómo la investigación y la tecnología pueden contribuir a reforzar la cooperación europea, las capacidades defensivas y la base industrial y tecnológica de la Defensa Europea.

Por otra parte, ingenieros y científicos del Comando de Investigación, Desarrollo e Ingeniería de los Estados Unidos (RDECOM, por sus siglas en inglés) están investigando cómo utilizar la impresión 3D o fabricación aditiva, según la revista Diálogo.

"La visión es poder disponer de la fabricación aditiva como recurso en la caja de herramientas, de modo que los soldados puedan crear un producto lo más cerca que se pueda del momento en que se necesita como sea posible", afirma Andy Davis, gerente del programa de Tecnología de Fabricación del Ejército (ManTech).

Parte del RDECOM, que es un importante comando subordinado al Comando de Material Bélico ManTech, colabora estrechamente con organizaciones del Ejército de los Estados Unidos para identificar y financiar proyectos que apoyan la estrategia general de ciencia y tecnología del mismo.

El uso de la fabricación aditiva o impresión 3D para suministrar a los soldados alimentos de nutrición densa, para reparar piezas críticas a petición o imprimir células dérmicas nuevas para reparar piel quemada no sólo podría aligerar la carga logística sino también mejorar la eficiencia del proceso de adquisición.

El Laboratorio de Investigación del Ejército está trabajando en un proceso que aprovecha materiales no deseados -como los envoltorios de la comida lista para su ingestión y las botellas de agua de los soldados- los tritura o los derrite y los procesa generando un filamento que después se puede usar para fabricar artículos tales como manillas para las puertas o un perchero.

El reciclado de desechos en el campo de batalla no sólo minimizará el proceso de limpieza de los soldados, sino que eliminará los tiempos de espera para repuestos, que pueden llegar a ser días o semanas. El tiempo que se tarda en imprimir una pieza depende del material, pero en general será más rápido que esperar a que se envíe una pieza de reemplazo.

RDECOM se asocia con la Fuerza de Equipamiento Rápido del Ejército de los Estados Unidos para gestionar, dotar y respaldar a los laboratorios expedionarios, que pueden desplegarse por todo el mundo. Estos están diseñados para suministrar equipos innovadores a los soldados desplegados a posiciones de vanguardia tan rápidamente como sea posible. Un laboratorio está ubicado actualmente en la Pista de Aviación Bagram, en Agfanistán, y otro en el Campo Arifjan, en Kuwait.

Cada laboratorio expedicionario está integrado en un contenedor de envío de 20 pies y de contenedores de envío ISU 90, que contienen una impresora 3D, así como equipos auxiliares y la estación de trabajo de diseño asistida por ordenador que se emplea para crear los modelos de trabajo virtuales que después son construidos por la impresora 3D. Los laboratorios también disponen de herramientas, equipo y software tradicionales para diseñar y fabricar piezas de metal y plástico.

Una vez que se ha perfeccionado el diseño virtual, se almacenará en un sistema de gestión de datos de productos de toda la empresa, que está elaborando RDECOM y el Comando de Material Bélico del Ejército. Otras organizaciones tendrán acceso al sistema de gestión de datos de productos. El objetivo es fomentar el compartir datos y eliminar la necesidad de crear diseños desde cero.

"Los laboratorios tienen una política de puertas abiertas para que el soldado pueda entrar y describir las carencias de capacidad de la misión y el equipo (del laboratorio expedicionario) empieza inmediatamente a sugerir ideas y soluciones", ha dicho Angel Cruz, líder del proyecto de laboratorios expedicionarios de RDECOM.

"Si la pieza no funciona o no encaja bien la primera vez, entonces el equipo (del laboratorio expedicionario) puede revisar el diseño ahí mismo. La fabricación aditiva nos permite producir rápidamente diferentes versiones de una solución para producirla bien".

El equipo del laboratorio expedicionario en el sitio incluye a un suboficial a cargo de la Fuerza de Equipamiento Rápido, un ineniero principal de RDECOM, un ingeniero de apoyo y un operario. Juntos crean soluciones usando materiales, textiles, componentes electrónicos, fabricación sustractiva y aditiva.

La fabricación aditiva o impresión 3D se usa para crear piezas que son difíciles de fabricar en máquinas y reemplaza las piezas que normalmente se fabricarían por moldeo por inyección, un proceso costoso que requiere equipos especializados. Otros proyectos requieren una fabricación tradicional o fabricación sustractiva que elimina material al cortar, moler, pulverizar y por medio de otros métodos.

RDECOM planea crear una fabricación aditiva o por impresión 3D de tres fases. La primera fase la usará para reparar y reemplazar piezas existentes. La segunda fase reducirá los conjuntos de piezas múltiples desde una serie de piezas hasta una sola.

Por ejemplo, el receptor de una ametralladora está compuesto por piezas de titanio unidas por soldadura que forman un conjunto múltiple; el objetivo de la fabricación aditiva será reducir el costo del receptor y la cantidad de piezas al imprimirlas todas como una sola.

Hoy en día, la fabricación aditiva es un área importante de investigación y promete mucho para obtener grandes ventajas para el Ejército de los Estados Unidos en un futuro no muy lejano:

-Los soldados desplegados en lugares remotos por todo el mundo podrían "imprimir" casi todo lo que necesitaran, desde alimentos hasta refugios y armas, con una refinada impresora 3D en las proximidades.

-Si un soldado se quema, un mapa 3D de su herida podría determinar qué tipos de células deben imprimirse y exactamente dónde tendrían que procesar las células para crear piel nueva.

-Antes de pasar a un nuevo lugar, los soldados podrían reciclar calquier desecho, haciendo que la limpieza fuera más rápida y más fácil.

-Sin tener que depender de un proceso logístico engorroso, el Ejército podría proporcionar más capacidades a un coste menor. Las piezas podríam imprimirse en el lugar y se eliminaría el proceso de envío.

 

Aplicación:
País: