Impresoras 3D, las microfábricas del futuro

Redacción
Viernes, 20 Mayo 2016
Impresoras 3D, las microfábricas del futuro

Carlos Barrabés, presidente del grupo Barrabés, ha pronunciado una conferencia titulada 'La era del dato', en el marco del Foro Pilot, que ha organizado el Instituto Aragonés de Fomento bajo el lema general de 'Competitividad 4.0. Las nuevas tecnologías al servicio de la cadena de suministro'.

A los 17 años, Carlos Barrabés (Benasque –Huesca–, 1970) tomó una decisión que marcó su vida: sería su propio jefe. Tras pasar siete años en un internado (“era la única opción para poder estudiar viniendo de un pueblo pequeño”, recuerda), decidió que nadie volvería a decirle lo que tenía que hacer. Sólo le quedaba una alternativa: ser empresario.

La ocasión llegó en 1995, cuando montó barrabes.com, uno de los primeros portales de Internet que sobrevivió a la crisis de las puntocom y que ha dado origen a un innovador grupo de empresas dedicadas al comercio electrónico y la consultoria, entre otros negocios. El grupo factura hoy más 18 millones de euros al año.

En su intervención en Zaragoza (España), recogida por el economista, Carlos Barrabés ha explicado los cambios que se están produciendo en el mundo y que se están viendo impulsados por ocho tecnologías clave, las cuales están modificando los negocios y las empresas. Estas deben ser capaces de entender a las personas porque ése va a ser el "negocio del futuro", pero sin perder de vista la importancia de los datos , porque esa va a ser la ventaja competitiva.

Barrabés ha incidido en todos los cambios que se están produciendo en el mundo en el que hoy en día "todo lo que existe se convierte en viejo y todo lo que no existe es nuevo. Este mundo es -dijo- como un meteorito" en el que hay una cabeza muy caliente y una cola de un millón de años luz "donde se queda mucha gente" porque no abordan el proceso de transformación, "que se va a intensificar".

El experto en comercio electrónico y asesoría de negocios, ha puesto de manifiesto la importancia de las personas, porque ellas son las que van a estar en el centro del mundo. "La logística de las personas hoy no se hace igual. Miles de startups han cambiado la manera de viajar porque la persona es ahora el nuevo foco del mundo". Pero en este "nuevo foco" hay que tener cuidado porque "la persona ahora es mucho más compleja que antes y entender a las personas es el negocio del futuro".

En todos estos cambios, las tecnologías están teniendo un papel importante porque "la tecnología manda en un entorno global. Se vive en la híper competencia" porque, por ejemplo, "hay docenas de webs que permiten reservar en un restaurante, porque lo más barato de transportar son los datos". Además, el flujo de datos está creciendo con gran intensidad y esto hace que la competencia sea todo el mundo.

"A tres años vista, viene un proceso en el que ocho tecnologías se juntan". Entre ellas, Barrabés ha aludido a la nube o cloud, que es la que permite la globalización; el IoT o Internet de las Cosas, que es la tecnología de la fiscalización, "porque todo lo que existe va a estar en Internet"; el 5G, que es la tecnología de la ubicuidad y que crea capas de inteligencia, lo que va a suponer un "cambio descomunal"; el Big Data, que permite la personalización; la realidad virtual, que favorece la experiencia del cliente; el Blockchain, que es la tecnología de la identidad; la inteligencia artificial, que es la de la automatización, y la seguridad, que es la tecnología de la seguridad y "que es las más importante porque estamos en un proceso de digitalización de las empresas, los pisos... y son datos que se comercializan en todo el planeta" y que habitualmente no los venden las personas.

Según Barrabés, todos los sectores van a digitalizarse y todo este proceso va a suponer un nuevo orden. De hecho, ha explicado que en todas las crisis del siglo pasado eran cortas y se salía pronto en cuanto las empresas recuperaban el nivel de empleo. Sin embargo, esta situación ha cambiado en esta última crisis porque "las empresas que entraron en la crisis no son las mismas que han salido. Para el mundo nuevo, hay que crear nuevas empresas. Si no se crean startups, no habrá futuro".

Los cambios en el mundo también llevan a otro tipo de empresas como pequeñas fábricas y a modificaciones en el empleo porque "el nuevo empleo incluye un conjunto de tareas, se van haciendo cosas y se va generando trabajo" para lo que se contará con freelancers, figura bajo la que trabajarán muchas personas.

Además, el mundo que viene va a ser "smart y eso es software. La organización debe serlo para interactuar con el mundo. El mundo descentralizado de pequeñas fábricas responde al mundo de las TIC". Una estructura que permitirá satisfacer la demanda y necesidades de las personas de una manera inmediata y en el que las "impresoras 3D van a ser las micro fábricas" para poder generar esos productos que se demandan.

Para hacer toda la transformación, Barrabés ha incidido en que se deben crear ecosistemas para innovar, algo que no existe en muchas partes del mundo en las que es preciso "un permiso para innovar". No obstante, ha vaticinado que se va a avanzar en construir ecosistemas en los que innovar no esté prohibido y que son necesarios para hacer desarrollos como el coche de Google y que pueda estar funcionando.

Otro de los cambios va a afectar a la productividad. En el siglo pasado se ponía el foco en la mano de obra, pero ya no va a ser así porque, por ejemplo, una casa la podrán construir robots. "Muchas veces no se sabe medir la productividad porque se miden costes, pero la empresa tiene que hacer feliz y que la gente viva mejor. Este es el verdadero driver de la productividad".

Y, por supuesto, en todo este nuevo mundo tienen un papel destacado los datos. "Antes el dinero y la tierra eran fundamentales, pero los datos son el futuro", lo que supone un cambio importante porque "hay que comprender la red de valor del dato y saber dónde se están en el proceso. La gente nativa de Internet usa datos porque tienen claro en qué parte del proceso están y eso es importante porque se pueden definir entornos y un modelo de relación directo".

Además, el mundo se abre a los datos y hay que tener en cuenta que el ciclo del dato cada vez es más corto y es un producto de real time. "Ahora se quieren datos de este segundo porque son la garantía del segundo que viene y eso permite trabajar en tiempo real", lo que requiere de personas más dinámicas. Y, ¿dónde está la ventaja competitiva? La respuesta, según Carlos Barrabés, radica en cubrir toda la cadena de valor del dato.

Etiquetado como: Barrabés, microfábrica
Aplicación: Tecnología
País: España