Repelente de aves impreso en 3D para salvar las cosechas

Redacción
Lunes, 04 Abril 2016
Repelente de aves impreso en 3D para salvar las cosechas

Una versión mejorada y actualizada de un repelente de aves, que se utilizó anteriormente para mantener a las aves fuera de las estaciones eléctricas y de energía, ahora está siendo adaptado para ser utilizado en los campos de arroz a fin de ayudar a los agricultores a proteger sus cultivos de los gorriones y otras aves.

En Jingzhou, una ciudad china de la provincia oriental de Hubei, es casi la temporada de cosecha de arroz y, como todos los años, los agricultores que se ganan la vida con esta gramínea se enfrentan al mismo enemigo: los gorriones.

Los agricultores han intentado muchas tácticas diferentes para ahuyentar y desalentar a lo gorriones hambrientos que acuden a comerse el arroz, como la colocación espantapájaros lo largo de los campos e incluso el lanzamiento de fuegos artificiales, pero todos sus esfuerzos han tenido pobres resultados. Recientemente, sin embargo, un ingeniero de una central eléctrica local les ha proporcionado un repelente de aves impreso en 3D,  en un esfuerzo para ayudarles a ahuyentar los pájaros.

El inventor del repelente de aves gracias a la impresión 3D o tridimensional, el ingeniero Chen Zhengzhi, explica el principio en que se basa. El dispositivo por impresión 3D reproduce grabaciones de audio de los enemigos naturales de las aves, u otros sonidos que puedan temer. La reproducción de sonidos también puede ser programada según sea necesario, dependiendo de los patrones de las aves, por lo que los ruidos no se reproducen constantemente.

Zhengzhi explica que la primera vez que activaron el aparato, se colocaron en un árbol y esperaron a ver los resultados. Al principio, los sonidos eran eficaces, pero poco a poco los pájaros se fueron acostumbrando y se quedaban posados sobre los cables cercanos con calma, sin asustarse por los sonidos.

Debido a que el repelente de aves había sido desarrollado específicamente para sistemas de energía eléctrica y los pájaros silvestres se adaptarpn rápidamente a sus efectos, quedó claro que el dispositivo impreso en 3D debía ser mejorado.

Zhengzhi y su equipo continuaron desarrollando aún más su producto, con el fin de convertirlo en una  eficaz arma de disuasión antigorriones  en los campos de arroz mediante el aumento de la base de datos con 35 tipos de ruido y más de 300 sonidos, incluyendo gritos, disparos, sonidos emitidos por  águilas, lobos y cantos de otras aves. Además, elevaron el volumen del audio desde 70 decibelios a 130 decibelios.

Por último, el repelente mejorado era capaz de reproducir sonidos que cubrían una superficie de hasta 5 acres de terreno (3.333 m²).

Hace unos meses, Chen Zhengzhi encargó la fabricación de tres repelentes de aves mejorados a una empresa especializada en impresión en 3D, al coste de 20.000 yuanes (aproximadamente 3.140 dólares americanos), pero ha indicado que si se producen en mayor cantidad, el  repelente de aves podría costar tan sólo doscientos o trescientos yuanes.

Chen Zhengzhi llevó uno de sus repelentes de aves impresos en 3D a los campos de arroz del granjero local Peng. A sus 54 años, Peng cultiva cerca de 6 acres (4002 m²) de  campos de arroz y dice que los gorriones en menos de un mes destruían o se comían alrededor de 250 kilos de arroz por acre de tierra.

Explica que en los seis meses previos a la cosecha invirtió mucho tiempo y dinero en el mantenimiento de los cultivos, y que  desde que llegaban  los pájaros, gran parte de su cosecha quedaba arruinada. Otros aldeanos señalaron que nunca habían visto tantos gorriones antes, y que con que atacaran el arrozal a lo largo de diez días las pérdidas eran dramáticas.

Afortunadamente para el señor Peng y sus colegas agricultores, el repelente de aves impreso en 3D mejorado funcionó de inmediato: tan pronto como los sonidos empezaron a oírse, los gorriones cercanos salieron volando en desbandada por el pánico. A lo largo del día, aunque las bandadas de pájaros volaban sobre los campos, ni un gorrión se acercó al arroz.

 

Categoría: Diseño Internacional
Aplicación: Tecnología