Ötzi, el hombre de hielo con 5.300 años de antigüedad, replicado por impresión 3D

Redacción
Martes, 01 Marzo 2016
Ötzi, el hombre de hielo con 5.300 años de antigüedad, replicado por impresión 3D

El paleo artista Gary Staab ha abordado, con la ayuda de especialistas de la empresa belga Materialise, el reto de crear una réplica de tipo médico de Ötzi, el hombre de hielo, la momia natural (fruto de un proceso de la Naturaleza y no de la intervención humana, como es el caso de las egipcias) más famosa del mundo.

Ötzi fue descubierto conservado en el hielo de los Alpes italianos en el año 1991 por una pareja de excursionistas, 5.300 años después de su muerte, tras haber sido herido de un flechazo por otros hombres de, probablemente, una tribu rival con afán de robarle una pieza de caza.

Debido a la inmensa importancia de Ötzil para la comprensión de la vida humana en su época, la momia se preserva en una cripta congelada en Bolzano (Italia), fuera de la vista del público, para protegerla de la contaminación y de la descomposición, con lo cual se limita la capacidad de los investigadores para estudiarlo y de la gente para admirarla.

Ötzi, el hombre de hielo con 5.300 años de antigüedad, replicado por impresión 3D

Ötzi, el hombre de hielo con 5.300 años de antigüedad, replicado por impresión 3D

Ötzi, el hombre de hielo con 5.300 años de antigüedad, replicado por impresión 3D

Para paliar esta situación, la organización NOVA y el paleo escultor Gary Staab han recurrido a la impresión 3D. Staab obtuvo permiso para entrar en la tumba helada a fin de realizar una copia exacta de la momia para que pueda ser estudiada con más facilidad y expuesta al público.

El paleo escultor contactó con Bryan Crutchfield, el director general de Materialise en Estados Unidos, para utilizar la experiencia en impresión 3D médica de la empresa de origen belga. Staab ya había trabajado con Materialise para la realización de un proyecto que implicaba a otra momia famosa: Tutankamon.

Para crear la réplica, el cuerpo de hombre de hielo fue escaneado utilizando para ello una máquina CT. Dado que algunas partes del cuerpo han desaparecido, se completaron con esmero por parte de los ingenieros de modelado de Materialise.

Ötzi, el hombre de hielo con 5.300 años de antigüedad, replicado por impresión 3D

Parte de los trozos que faltaban eran algunas costillas, que un ingeniero tuvo que diseñar de nuevo tomando como modelo las que aún conserva el hombre de hielo.

Una vez que se modeló el cuerpo por entero, Materialise procedió a imprimirlo con una impresora 3D por el sistema de estereolitografía.

La réplica fue emergiendo lentamente del baño de color ámbar de resina líquida.

Ötzi, el hombre de hielo con 5.300 años de antigüedad, replicado por impresión 3D

Ötzi, el hombre de hielo con 5.300 años de antigüedad, replicado por impresión 3D

Ötzi, el hombre de hielo con 5.300 años de antigüedad, replicado por impresión 3D

Ötzi, el hombre de hielo con 5.300 años de antigüedad, replicado por impresión 3D

Staab procedió luego a completar el modelo con pintura y arcilla y le añadió toques similares a los que tiene el original, de forma que es casi imposible distinguir entre éste y su copia.

Ötzi, el hombre de hielo con 5.300 años de antigüedad, replicado por impresión 3D

Ötzi, el hombre de hielo con 5.300 años de antigüedad, replicado por impresión 3D

Ötzi, el hombre de hielo con 5.300 años de antigüedad, replicado por impresión 3D

Ötzi, el hombre de hielo con 5.300 años de antigüedad, replicado por impresión 3D

Ötzi, el hombre de hielo con 5.300 años de antigüedad, replicado por impresión 3D

Las impresiones médicas de elevada calidad de Materialise han permitido a los investigadores estudiar complicaciones de salud de Ötzil que han revelado más detalles sobre la vida de los seres humanos en la Edad del Bronce.

Ötzi, el hombre de hielo con 5.300 años de antigüedad, replicado por impresión 3D

Ötzi, el hombre de hielo con 5.300 años de antigüedad, replicado por impresión 3D

Así se ha sabido que el hombre de hielo sufrió endurecimiento de las arterias que lo hacían propenso a las enfermedades cardiacas. Gracias a los restos digestivos se ha comprobado que también sufrió algún tipo de inflamación abdominal.

He aquí primero un vídeo sobre la historia de Ötzi y luego otro sobre el proyecto de su copia por impresión tridimensional:

 

Aplicación: Arte y cultura