Se esperan despidos en medio del río revuelto de 3D Systems

Redacción
Viernes, 04 Diciembre 2015
Se esperan despidos en medio del río revuelto de 3D Systems

La repentina marcha del carismático Avi Reichental como CEO de 3D Systems hizo saltar las alarmas de los analistas financieros y de más de un aficionado a esto de la impresión 3D, teniendo en cuenta que esta firma representa, junto a Stratasys, la mayor parte del negocio, y la historia, de la impresión 3D.

Según informa la revista Fortune, la empresa estaría en proceso de realizar 80 despidos en las instalaciones que ésta tiene en Andover, Massachusetts (Estados Unidos). Además, la misma revista ya informó el pasado mes de noviembre de que la empresa estaría planeando cerrar dicha instalación.

Según informó el Boston Globe, 3D Systems habría enviado una notificación a la administración del estado de Massachusetts donde informaba de entre 80 a 85 empleados entre ingenieros e informáticos serían despedidos. El diario bostoniano también indicaba que la empresa pretendía cerrar las instalaciones de Andover.

En lo que va de año, 3D Systems ha sufrido algunos reveses, como una sentencia por la que tiene que pagar 11 millones de dólares a los fundadores de una startup llamada Print3D que la compañía compró en 2011, por presuntamente no cumplir las obligaciones establecidas en la operación.

Además, los resultados económicos trimestrales no han cumplido las expectativas de los analistas ni de la propia empresa, lo que ha llevado a la firma a cotizar en bolsa a valores en torno a los 9,30 dólares, muy por debajo de los 92,93 que llegó a cotizar en pleno boom de la impresión 3D en diciembre de 2013.

A pesar de la situación actual, los pronósticos a medio y largo plazo son optimistas, pues la impresión 3D, sobre todo a nivel industrial, está entrando con paso firme en todos los sectores de fabricación, aeroespacial, automoción, médico, electrónica de consumo o construcción.

Etiquetado como: 3D Systems