Sand Made espera lanzar su impresora 3D SLS por $28000 para este verano

Redacción
Miércoles, 13 Mayo 2015
Sand Made espera lanzar su impresora 3D SLS por $28000 para este verano

La empresa polaca Sand Made lleva tiempo trabajando en el desarrollo de una impresora 3D con tecnología de sinterizado selectivo por láser (SLS) que podría estar en el mercado para este verano.

La tecnología SLS, de mayor precisión que la FFF (fabricación por filamento fundido) también acarrea un mayor coste asociado a la fabricación de las máquinas. No obstante, la aparición de electrónicas de control 'open source', así como el hecho de que caducaran las patentes clave, ha hecho que diversos emprendedores se lancen al desarrollo de máquinas SLS de 'bajo coste', al menos en comparación con los modelos comerciales que suelen empezar en los 100.000 dólares y pueden pasar el millón de dólares en algunos casos.

El desarrollo de San Made se llamará LS ONE y podrá realizar piezas de hasta 150x150x150 mm con materiales como nylon (PA12), una mezcla de nylon y estirenos, arena y cera para moldes de fundición.

A diferencia de otros desarrollos que usan diodos láser, por ser más económicos, pero también menos potentes, en Sand Made utilizan un láser de CO2 de 40 vatios y un galvanómetro que puede hacer pasadas del láser sobre el material a velocidades de hasta 3000 mm/s.

El espesor de capa que se podrá conseguir estará entre las 60 y las 350 micras y podrá alcanzar velocidades de hasta 13 mm de altura en una hora.

Sand Made espera lanzar su impresora 3D SLS por $28000 para este verano

Cuando hablamos de bajo coste, lo hacemos en términos relativos, y es que esta impresora 3D se espera que salga al mercado con un precio de 28.000 dólares, por encima de otros desarrollos, pero aún así sigue siendo más competitivo que varias centenas de miles de dólares.

De momento ya hay varias empresas trabajando en el desarrollo de impresoras 3D SLS a precios más asequibles, Sintratec ofrece una a 4000 euros (4500 dólares), el precio más bajo hasta ahora. Norge lanzó una campaña de crowdfunding que no tuvo el éxito esperado para vender su impresora 3D a 13.000 dólares, pero le sirvió para que la francesa Prodways adquiriera la empresa entera.

Por su parte, la italiana Sharebot está a punto de ofrecer su versión de impresora 3D SLS, la Snow White (blancanieves) que se rumorea estará alrededor de los 32000 euros (36000 dólares), a pesar de su previsión inicial de estar por debajo de los 20.000 euros . Sinterit que se sumó a la carrera SLS espera vender su impresora 3D a unos 5000 dólares.

Etiquetado como: Sand Made, SLS, sintratec, Sinterit, Sharebot
Categoría: Impresoras 3D