Nuevas impresoras 3D del fabricante italiano Sharebot

Jorge Pérez
Sábado, 06 Septiembre 2014
Impresora 3D Sharebot Q

En la carrera por hacerse un hueco en el mercado de las impresoras 3D domésticas las empresas nos traen cada vez más novedades con nuevas impresoras 3D más grandes, más baratas y de más calidad. Una de las empresas que está despuntando es el fabricante italiano Sharebot que en un corto período de tiempo nos anuncia hasta tres novedades en su línea de productos.

En primer lugar, ya anunció que estaba trabajando en una impresora 3D de tipo SLS (sinterizado selectivo por láser) que estaría disponible a principios de 2015. Este tipo de impresoras 3D, que está más orientada al usuario experimentado, está empezando a despertar el interés de varios desarrolladores al expirar algunas patentes clave. De momento su precio seguirá siendo alto, unos 20.000 euros, pero bastante menor que los modelos existentes en la actualidad que pueden estar entre los 200.000 y el millón de euros, al alcance de muy pocos.

Ahora, coincidiendo con la celebración del 3D Printshow de Londres, ha enseñado dos modelos más, una de tipo FFF y otra SLA.

La de tipo FFF (fabricación por filamento fundido, también llamado FDM) se llamará Sharebot Q, que incorpora toda la experiencia que la compañía ha ido adquiriendo en el desarrolo de sus anteriores modelos, la NG y la Pro. La base de fabricación cuenta con sistema de calibrado automático con un área de tamaño A3 (297x420 mm), aunque no especifican la altura.

Entre otras novedades, incluirán un panel de control táctil así como una boquilla de 0,35 mm de serie. El grupo extrusor puede ser cambiado en menos de 15 segundos para usar otra boquilla u otro material. El sistema de movimiento del extrusor es de tipo coreXY que le permite mayores aceleraciones y mayor precisión, según indica la compañía. Además, incorporará una webcam y la posibilidad de ser controlada y monitorizada en remoto a través de WiFi.

Por último, la Voyager es una impresora 3D de tipo estereolitografía (SLA) mediante proyector DLP. Esta tecnología es generalmente más barata que la versión con láser y permite usar un proyector de gama media como fuente de luz ultravioleta para curar la resina. El proyector emite una imagen de forma que la resina se endurece allá donde recibe la luz UV. Un software genera las imágenes par, capa a capa, poner fabricar la pieza al completo.

El área de trabajo está limitado por la calidad y la potencia del proyector, en este caso llega a 100x50x100 mm con una resolución de 50 micras. La altura de capa puede controlarse entre 25 y 100 micras, lo que permite jugar con la precisión y el tiempo de fabricación.

La Voyager utiliza un proyector Full HD, de 1920x1080 píxeles y una potencia de 3000 ANSI lúmenes, que permite llegar a curar 170 centímetros cúbicos de resina en una hora.

La máquina viene con un software desarrollado íntegramente por Sharebot y con conexión WiFi

Impresora 3D SLA DLP  Voyager de Sharebot

 

 

 

Etiquetado como: Sharebot, 3D Printshow
Aplicación: Tecnología