General Electric invertirá 50 millones de dólares en Alabama para la impresión 3D de inyectores de motores a reacción

Redacción
Miércoles, 16 Julio 2014

El director ejecutivo de General Electric Aviation, David Joyce, ha anunciado en el Salón Aeronáutico Internacional de Farnboroug, que se celebra cerca de Londres (Gran Bretaña), la inversión de 50 millones de dólares en la construcción en Auburn (Alabama, Estados Unidos) de una planta de fabricación aditiva para la elaboración mediante impresión 3D de inyectores de combustible para motores a reacción de los aviones.

General Electric ya abrió en la misma ciudad el año pasado una factoría que produce mediante impresión 3D piezas mecanizadas para los motores y que emplea a más de 70 personas. Se espera que sean 300 a finales de este decenio.

Un portavoz de la compañía ha declarado que es difícil determinar con precisión el número de empleos vinculados a la nueva planta de fabricación aditiva, la tecnología en que se basa la impresión 3D, por sí sola. Ha reconocido que la tecnología aditiva acelerará las contrataciones y que las ofertas para directivos y asalariados se canalizarán a través de las siguientes direcciones en Internet: http://www.aidt.edu/ y http://www.ge.com/careers

Otras fuentes indican que el proyecto de nueva factoría se enmarca en la empresa conjunta CFM con la francesa Safran y que los inyectores de combustible se destinarán a los motores GE Leap.

General Electric Aviation

La factoría contaría con un máximo de diez impresoras 3D para finales de 2015, con posibilidades de aumentarlas a más de 50.

Greg Morris, director general de tecnologías de fabricación aditiva, ha declarado que el grupo todavía no ha decidido qué compañías suministrarán las impresoras 3D. Actualmente son proveedores de este tipo de máquinas para GE las empresas EOS, SLM, Phoenix y Arcam.

General Electric tendrá como socios para este nuevo proyecto de fabricación aditiva a la Universidad de Auburn y a otras instituciones a la hora de los requerimientos en investigación, tecnología y formación, en una simbiosis perfecta con la ciudad.

El estado de Alabama, cuyo gobernador estuvo presente durante el anuncio oficial, ha mostrado todo su apoyo a la compañía, que ha valorado tanto este aspecto como la alianza con la Universidad.

General Electric ha destacado que la fabricación aditiva es una tecnología única -ninguna otra compañía aeroespacial en el mundo se dedica a la producción en masa de componentes avanzados mediante impresión 3D- por lo que la asociación con la comunidad y con la universidad de Auburn es fundamental.

General Electric Aviation

El estado de Alabama apoyará el proyecto con incentivos discrecionales por valor de 3 millones de dólares, así como con ayudas para la formación del personal.

Otros incentivos incluyen 200.000 dólares de la Junta de Desarrollo Industrial de la ciudad de Auburn y reducciones en el pago de impuestos por la inversión.

El director de Desarrollo Económico de Auburn, Phillip Dunlop, destacó que la fabricación aditiva va a ser cada vez más importante para las empresas y que este proyecto en la ciudad podría generar oportunidades para otros similares en la urbe y en el estado de Alabama. Y añadió: "Se está atrayendo un tipo completamente nuevo de fabricación y el mensaje que se transmite es que estamos generando el futuro ahora".

Aplicación: Aeroespacial, Industria