El mercado de los consumibles 3D será de 600 millones de dólares en 2025

Redacción
Jueves, 31 Octubre 2013

La consultora IDTechEx  acaba de publicar su informe ‘3D Printing Materials 2014-2025: Status, opportunities, market forecasts’, que podríamos traducir como ‘Materiales de impresión 3D 2014-2015: situación, oportunidades y previsiones de mercado’), en el cual augura que en el año del mismo título de la famosa canción del dúo Zager&Evans el mercado de los consumibles para la impresión tridimensional alcanzará un valor de 615 millones de dólares (446 millones de euros al cambio actual).

La estimación de IDTechEx es que el mercado no va a llegar a una situación de plena competencia para esa fecha límite del periodo analizado, lo que permitirá que los proveedores con una posición dominante sigan manteniendo su actual política de precios, tan beneficiosa para ellos porque están en una situación de práctico monopolio. Ahora bien, si el entorno de mercado fuera plenamente competitivo, entonces el valor estimado descendería a unos 224 millones de dólares (162 millones de euros al cambio de hoy).

Según el informe prospectivo, los actuales precios ‘premium’ se mantienen porque algunos fabricantes de impresoras 3D obligan a los usuarios finales a someterse a sus condiciones de suministro a través de claves de codificación y etiquetas RFID en cartuchos de materiales con el pretexto del “control de calidad”, y ello pese a que puede considerarse  que se han recuperado los gastos invertidos en I+D. En algunos casos, los precios repercutidos están siendo del orden de centenares de veces el coste de las materias primas para productos similares.

Este comportamiento anticompetitivo está impidiendo, a juicio de los autores del informe, el desarrollo de un mercado eficiente para los materiales de la impresión 3D y muestra altas barreras para la entrada de nuevos proveedores.  Los que entran en el mercado no son capaces de obtener las economías de escala necesarias para acelerar tanto el desarrollo de fungibles como para avanzar hacia un entorno con más competidores. La consecuencia más importante de toda esta situación es que se está obstaculizando el desarrollo de nuevos materiales en el sector.

En la hipótesis plausible de que la situación actual no variara, el mercado de materiales se aproximaría ya a los 600 millones de dólares (435 millones de euros) en 2017. El mayor segmento del mismo lo ocuparían los fotopolímeros, seguidos de cerca por los termoplásticos en estado sólido. Sin embargo, IDTechtEX estima que esta situación es insostenible y que nuevos fabricantes de impresoras 3D y grandes usuarios finales acabarán ejerciendo presión para una bajada de precios.

El informe detalla las previsiones para el periodo 2013-2025 en un contexto de ajuste realista de precios.

En este marco, se observa que el volumen total de materiales de impresión 3D está llegando a 1.980 toneladas, con los fotopolímeros copando bastante más del 50% de la cuota de mercado, seguido por algo menos de los termoplásticos sólidos; y ya con cuotas poco significativas, materiales para inyección de tinta y polvos de metal.

De cara a 2025, los fotopolímeros seguirán teniendo la mayor cuota de mercado en la impresión 3D, pero perdiendo terreno. Las tasas de crecimiento anual compuesto más altas se registrarán en los mercados de polvo de metal y plástico, de los que actualmente se producen del entorno de 30 y 40 toneladas por año, respectivamente.